Cómo debe ser el agente inmobiliario del Siglo XXI

El añejo adagio de que lo único constante es el cambio, no puede ser más acertado en el mundo actual, la frecuencia, magnitud, complejidad, rapidez y visibilidad, todo aumenta de forma considerable.

En nuestros días, el cambio se está acelerando con tal rapidez que el futuro explota y cambia antes de que podamos aprovechar las oportunidades que ofrece, el cambio antes era secuencial hoy es impredecible.

Tecnología, nuevos procesos de negocios, globalización, un consumidor mejor informado, exigente y demandante de nuevas opciones de servicios, han obligado a la industria de servicios inmobiliarios a desarrollar un asesor inmobiliario con nuevos valores, creencias, comportamientos y habilidades para enfrentar esos paradigmas.

En México, a algunas empresas inmobiliarias y los profesionales que trabajan en ellas les ha costado trabajo aceptar y reconocer este cambio, muchas de ellas trabajan con conceptos antiguos inoperantes en el mundo actual.

El consumidor es hoy el rey y nos lanza su mensaje “si satisfaces mis necesidades vendré“, por ello centrarse con profundo análisis en sus necesidades es una característica típica del asesor inmobiliario moderno.

El servicio tradicional de comercializar un inmueble para su venta a través del pago de una comisión como contraprestación, es hoy superada por la oferta de más opciones, incluido un menú de servicios donde compradores y vendedores pueden seleccionar el servicio específico que requieren y pagan un honorario por ello.

A medida que la tecnología proporciona al consumidor cada vez más acceso a la información sobre propiedades y le permite preseleccionar las opciones de vivienda, su percepción sobre el valor del asesor inmobiliario cambia, esto por sí mismo, es una razón poderosa para reestructurar la industria de servicios inmobiliarios.

En un nuevo enfoque, el asesor inmobiliario se transforma en un guía para las múltiples situaciones que su cliente enfrentará en una inversión inmobiliaria, pasa de ser un transmisor de información a convertirse en un identificador de la misma.

Cuál es el crédito hipotecario más conveniente, la colonia más segura, el precio real de un inmueble, el contrato más seguro, la mejor negociación, el impuesto correcto, el seguro apropiado, y muchísimas más fases en una inversión inmobiliaria que el consumidor no puede resolver a pesar de contar con información, son algunas de las necesidades que el profesional inmobiliario debe resolverle.

Por Editorial Metroscubicos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s