Cuidado con los inquilinos problemáticos

Por Metroscubicos.com / Araceli Cano

Así como muchas personas prefieren acudir a una agencia inmobiliaria cuando van a comprar o vender una propiedad, a fin de protegerse de cualquier fraude o problema legal que pudiera surgir con el inmueble, si vas a rentar una vivienda, lo aconsejable es, también, ir con los profesionales para que ellos te asesoren y realicen todos los trámites que se requieren.

Cuando rentamos un inmueble de nuestra propiedad, buscamos tener un ingreso adicional, pero sin poner en riesgo nuestro inmueble y mantenerlo en buen estado, por eso es fundamental ser muy cuidadosos en la selección de nuestros inquilinos, asegurándonos que se trata de personas con un buen historial crediticio y con capacidad de pago.

Es cierto que tendrás que pagar una comisión a la agencia inmobiliaria (por lo general, es un mes de renta), pero de esta forma tú no tendrás que lidiar con los inquilinos, y los problemas que pudieran surgir con estas personas, los resolverán los profesionales, con su experiencia.

En términos generales y como un parámetro comúnmente aceptado, la persona interesada en rentar un inmueble destinado a la vivienda no debe comprometer más de un 25% del total de su ingreso, es decir, sólo debe destinar como máximo la cuarta parte de sus ingresos para el pago de la renta de su casa o departamento.

Buen tiempo para rentar, pero con precucación

Pedro Trueba de Torres, presidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), expresó que las rentas se han mantenido en cuanto a precios y al número de operaciones que se realizan anualmente, incluso, admitió que debido a la crisis por la que atraviesa el país, hubo un incremento de entre 15 y 20% en el número de rentas, debido a que muchas familias no pudieron adquirir una vivienda o decidieron esperar mejores tiempos para hacer frente a un compromiso de esa magnitud.

Por lo anterior, si tú tienes una vivienda que quieres rentar, ésta puede ser una buena oportunidad, sin embargo, las recomendaciones nunca están de más, y la principal, como señalamos anteriormente, es buscar una agencia inmobiliaria, la cual se encargará de investigar a los posibles arrendatarios y determinará las condiciones y garantías necesarias para tu tranquilidad.

Otra alternativa para los propietarios de inmuebles en renta, es conseguir un administrador de edificios, que es quien se encargará de cobrar la renta puntualmente, por el pago de una comisión (de entre 10 y 15%) sobre esta última.

De hecho, la AMPI cuenta con un Instituto de Administradores Inmobiliarios, y es el sitio adecuado para consultar con los especialistas, afirmó Pedro Trueba.

Explicó que generalmente un inmueble se renta por un año y al término se renueva, o no, el contrato, previa negociación del nuevo monto de la renta y las condiciones; “por supuesto, si se tiene una buena garantía, se evitan problemas futuros”.

Señaló que hay diferentes formas de garantizar el pago: una fianza o varios meses adelantados a modo de depósito.

Pero, como siempre hay que estar prevenidos, aunque creamos que nuestro inquilino es el mejor y tengamos “años” de conocerlo, el especialista mencionó que existen los seguros para estar más protegidos.

“Además de un seguro de daños materiales, hay empresas que garantizan el pago de las rentas, y ofrecen servicio jurídico en caso de que surja algún problema con los inquilinos”, destacó el presidente de la AMPI.

Añadió que es válido contratar estos servicios o incluso hay agencias inmobiliarias que los otorgan a través de alguna afianzadora o aseguradora, esto, para evitar lo más posible tener que acudir a los tribunales especializados cuando el problema se agrava.

Prepárate para la entrevista con un cuestionario

De acuerdo con información del Instituto de Administradores Inmobiliarios, también es importante realizar una entrevista con los probables inquilinos, con la finalidad de conocerlos, analizando aspectos familiares, sociales y laborales que nos permitan formarnos un juicio más claro.

“Si rentamos inmuebles de manera regular es necesario tener preparado previamente un cuestionario que llene el solicitante y que nos sirva de guía durante la entrevista, que contendrá preguntas como lugar de trabajo, ingreso mensual, número de personas que habitarán el inmueble, dónde vive actualmente y motivo del cambio, etc.”

El Instituto explica que una vez recibida toda la documentación, es necesario corroborarla por medio de varios mecanismos como la consulta directa en el Registro Público de la Propiedad, el Buro de Crédito, en su lugar de trabajo, o directamente en los tribunales para detectar un posible historial negativo.

Mencionan que otro punto medular en el arrendamiento es la elaboración de un contrato adecuado, para lo cual se recomienda la asesoría de un abogado o un profesional inmobiliario, pues de la correcta redacción de ese contrato depende, en gran medida, el éxito en los juicios en caso de incumplimiento.

Nada de recurrir a los machotes que venden en las papelerías, pues generalmente éstos ya son formatos obsoletos y que poco sirven a la hora de la verdad.

About these ads
Explore posts in the same categories: Cuidado con los inquilinos problemáticos

Etiquetas:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: